Ya sabes lo que dicen: año nuevo, estrategia nueva. 

 

No estamos a fin de año pero, aunque 2020 bien podría no contar en nuestro calendario, en unos pocos meses lo estaremos y si hay una lección que tenemos que haber aprendido es la típica que decía tu madre “mejor prevenir que curar”. Vamos a anticiparnos un poco y prever qué nos deparan los próximos años en el mundo digital. Está claro que las cosas han cambiado. Ahora el usuario es el rey, la experiencia de uso está en el centro de la estrategia, y ya no vale sólo con satisfacer las expectativas y las necesidades de los usuarios. Debemos ofrecer experiencias únicas para poder conseguir fidelizar a los consumidores. 

 

Tendencias digitales a tener en cuenta 

 

Interfaces de voz

Durante el confinamiento vivido este 2020, muchas personas tuvieron que quedarse solas, sin ningún tipo de compañía durante tres meses. Esto no pasará en el futuro. Ya existen formas de combinar e interactuar servicios y equipos de software para optimizar procesos como, por ejemplo, servicios bancarios utilizando únicamente la voz. 

Actualmente, los fabricantes están intentando desarrollar interfaces de usuario de voz con capacidades avanzadas de reconocimiento y transferencia de emociones. Si lo logran, las empresas podrán utilizarlas para aumentar la satisfacción de sus clientes. La idea es llegar a un punto en el que no se podrá determinar si quien nos está hablando es una persona o un programa entrenado para imitar las emociones humanas. Asimismo, los asistentes de voz se volverán más emocionales y aprenderán, por ejemplo, a identificar la decepción en las respuestas y tratarán entonces de establecer empatía con la persona. 

 

Inteligencia Artificial

Llevamos años escuchando que la inteligencia artificial va a ser de gran utilidad ya que gracias a ella se podrá mejorar la productividad y el servicio. La inteligencia artificial se aplicará a una amplia gama de información, incluyendo vídeo, imágenes, voz, actividad de tráfico de red y datos de sensores. Se espera que para el próximo año las tecnologías de IA crezcan exponencialmente y se incluyan en casi todos los productos y servicios tecnológicos. No falta mucho para que esta tecnología alcance la mayoría de edad. ¿Será 2021 su gran momento?

 

Internet de las cosas (IoT)

Hace ya algún tiempo que venimos escuchando este término. El Internet de las cosas es una industria que mueve miles de millones y a partir de 2021 comenzará a alcanzar todo su potencial. Ya somos testigos de cómo a través de aplicaciones conectadas entre sí, nuestros hogares son cada vez más inteligentes haciendo que diferentes electrodomésticos, cerraduras o luces de habitaciones se enciendan o se apaguen al darle la orden a nuestros asistentes como Siri o Alexa.

 

Blockchain 

El Blockchain es un registro único, consensuado y distribuido en varios nodos de una red. Actualmente, las empresas obtienen una mayor seguridad y monetización de su negocio gracias a esta estructura de datos. Para el próximo año, ya se está planteando aplicarlo en otros sectores como propiedades intelectuales, seguridad alimentaria o administración de bienes. Lo que se espera de Blockchain es que se centre en prevenir el fraude en Internet y la fuga de información. Sin embargo, también hay sugerencias de que esta tecnología podría impactar profundamente en el arte, la música y el espacio creativo, ya que podría examinar las obras en busca de falsificaciones.

 

Big Data 

El volumen de los datos que se genera al día en Internet es de 3 trillones, sólo basta con dar un simple Like en Facebook para que se cree esa información y este tipo de datos, son los que los sistemas tradicionales no tienen capacidad ni para procesar ni analizar. Por eso, las empresas de los sectores más punteros saben que esto sólo es el principio, ya que el avance de las tecnologías hará que tengan valor datos que hasta ahora apenas se tenían en cuenta. Ser experto en Big Data es una profesión de presente, pero lo será todavía más en el futuro. 

 

Realidad Virtual y Realidad Aumentada

Otras tendencias digitales que debemos tener en cuenta en 2021 son la realidad virtual y la realidad aumentada. La realidad virtual sumerge al individuo en un entorno recreado digitalmente, mientras que la realidad aumentada incrusta información digital en el mundo real. Muchas empresas apuestan ya por la realidad aumentada y se espera que la utilicen próximamente en sus estrategias de marketing para hacer conexiones más fuertes y duraderas. Aquellos que se lancen a por ello contarán con una ventaja competitiva para mejorar la tasa de conversión y las estrategias digitales. 

 

Cómo has podido leer, todas las tendencias digitales están enfocadas a ofrecer una mejor experiencia al usuario y ofrecer un trato más personal para crear relaciones estables y duraderas. Ya son una realidad palpable, así que desde Jelliby animamos a todas las empresas a tener una actitud de investigación y prepararse para estos cambios antes de que sean la normalidad ¡El futuro ya está aquí!